Viaje a Escocia en carrocasa parte 7: Cairngorm reindeer, Dalwhinnie distillery y Pitlochry

La entrada de hoy empieza con la felicidad absoluta: una visita a The cairngorm reindeer herd (la manada de renos de Cairngorm). The Cairngorm es un parque natural que consiste en una montaña gigante, el paisaje es hermoso pero lo más favorito sin duda fueron los renos.


Resulta que antes en Escocia había renos pero fueron cazados hasta que se extinguieron (bravo humanos) hasta que en 1952 los esposos y conservacionistas suecos Mikel Utsi y Ethel Lindgren visitaron el parque en su luna de miel e identificaron que era un hábitat idóneo para los renos porque había muchas especies de musgos y líquenes que son su alimento principal. Así comenzó un esfuerzo conjunto para traer renos de Suecia y repoblar las 10.000 hectáreas que fueron asignada para la manada que en este momento tiene más de 150 renos que van rotando por toda la reserva.
Tienen un tour para visitarlos en una colina y para alimentarlos con los líquenes que tanto les gustan. Es una experiencia INCREÍBLE, uno camina por entre los renos y al final todos se acuestan con sus estómagos llenos a hacer siesta y uno se puede sentar con ellos y tocarlos. Hubo gente que solo fue por la foto, nosotros, por petición mía, nos quedamos hasta que éramos los últimos con las guías y mis hermanos ya estaban haciendo cara de que era suficiente (yo me hubiera quedado todo el día tocando esas naricitas de terciopelo)
No se puede reservar el tour con anticipación por lo que hay que llegar con tiempo porque la cantidad de personas que pueden subir es limitada. Para subir es una caminada fácil de unos 30 minutos (en invierno puedes ser más complicada por el hielo y la nieve). Yo obviamente quería ser la primera en estar ahí así que hice que todos nos levantáramos temprano para parquear el carro casa al frente de la oficina en donde preparamos el desayuno y esperamos con paciencia a que abrieran.
Es muy lindo para ir con niños porque enseñan todo tipo de cosas sobre los renos, cosas que personalmente yo no tenía ni idea y que son fascinantes.

 

 

Después de quedar felices con la experiencia con los renos, subimos hasta el centro de ski del parque para subir en el funicular hasta la cima de la montaña, que vale mucho la pena porque se tiene una vista espectacular sobre todo el parque que es precioso.

Para almorzar fuimos al Cairngorm hotel en Aviemore que es la ciudad que queda cerca al parque. El hotel hace honor a las tierras altas y su tradición porque está todo totalmente tapizado en tela de tartán. El almuerzo estuvo rico, aprovechamos para comer el famoso Sunday roast y aprovechar que estábamos a pocos kilómetros de Aberdeen para probar un filete de angus.

 

 

Seguimos nuestro camino para visitar la Destilería Dalwhinnie que fue una experiencia muy bonita porque es una destilería clásica en donde se hace el tour y una cata de whisky acompañado de diferentes chocolates hecho por un maestro chocolatero de las tierras altas. Es obligatorio visitar alguna de las destilerías, hay algunas más conocidas y grandes como Mcallan a donde entramos a comprar algunas botellas pero que a mi personalmente no me gustó tanto porque me dio como la sensación de que es un Disneyland del whisky, con unas estructuras gigantes para cientos de turistas que no son mi tipo de lugar.
Por eso me gustó más esta que es más pequeña y menos pretenciosa._VDP7150IMG_8570

Terminamos el día comiendo en Pitlochry un pueblito que parece una de esas maquetas de navidad, con casas de piedra y tiendas chiquitas, es ¡muy lindo! La cena fue en el restaurante Victoria’s en donde probamos los famosos haggis aunque no en su preparación tradicional sino en croquetas porque tanta víscera si nos produce un poco de desconfianza estomacal. Muy recomendado este restaurante, los fish and chips son deliciosos y yo me comí un sanduche de pulled pork espectacular.

 

 

Antes de irnos a dormir pasamos por la destilería Blair Athol a comprar más botellas de whisky para llevar de regalo. A pesar de que no hicimos el tour, el edificio es hermoso y también es de esas que son más tradicionales y menos masivas.IMG_8580

Para nuestra penúltima dormida buscamos un lugar tranquilo a la orilla del río Spey caminamos un poco por la orilla para disfrutar del paisaje y del atardecer a las 10 pm y nos acostamos en medio del silencio y las ovejas, nuestras vecinas de siempre, balando.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s