3 Semanas en Perú: Peru Rail Titicaca

Cuando llegó el momento de decidir hacia dónde seguir el viaje teníamos 2 opciones: Arequipa que dicen que es una ciudad preciosa y que tiene relativamente cerca un paseo de senderismo que se ve muy bien en el Cañón del Colca; o Puno que es la ciudad que queda en la orilla del famosísimo Lago Titicaca que permite visitar las Islas de Uros y la Isla de Taquile.

Al final nos decantamos por la segunda opción porque requería menos días y porque mucha gente nos habló maravillas del Lago Titicaca.

Una vez tomamos esta decisión estaba la opción de volar desde Cusco hasta Puno (1:30 horas), de tomar un autobús (8 horas), o de darnos un gustico excéntrico y tomar el Tren al Titicaca de Peru Rail que toma 10 horas y es costoso (260 dólares).

Tengo que decir que haber tomado la opción de hacer el viaje en tren fue la decisión correcta porque es una experiencia de esas que se quedan con uno para toda la vida.

253_V001620

Para empezar no se trata de un tren común y corriente, es un tren al estilo inglés de inicios del siglo XX, las sillas son muy cómodas, todos los vagones tienen la organización de un vagón restaurante, con mesas y hasta una lámpara.
A esto hay que sumarle que los últimos 2 vagones del tren son un vagón bar muy cómodo y un vagón panorámico en el que se pueden ver los paisajes más hermosos durante todo el trayecto: montañas amarillas, campesinos trabajando la tierra con bueyes, nevados, lagunas, volcanes, ríos, rebaños de alpacas y de ovejas, el contraste de los trajes típicos serranos con el cielo azul, de verdad que no hay mejor forma de ver un país que por tierra y esta es definitivamente la opción más cómoda y bonita de hacerlo.

El tiquete incluye un almuerzo delicioso que permite elegir de 3 opciones, un servicio de te con pastelitos y otras delicias y todo el mate de coca o te que quieras tomar, todo acompañado de un servicio excelente en el que se nota el esmero de Peru Rail para que todo sea una experiencia inolvidable.

Pensamos que el viaje de 10 horas se nos iba a hacer larguísimo pero la verdad es que se fue en un abrir y cerrar de ojos, los paisajes son tan bonitos y variados que es imposible dormirse o hacer algo más que mirar por la ventana y cuando menos pensamos estábamos en Puno con ganas de seguir andando.

El recorrido del tren hace una única parada en un lugar que se llama La Raya que queda a 4200 msnm, hay un pequeño mercado de artesanías y una capillita pintada a mano que vale la pena conocer.

En general recomiendo esta experiencia, fue sin lugar a dudas uno de los días favoritos de los 21 días de viaje, sobre todo si como yo disfrutan de oír música mientras ven paisajes bonitos, no se lo pueden perder, vale cada dólar invertido.

En la próxima publicación: Puno y el Lago Titicaca: ¿trampa para turistas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s